Milán y sus canales

Milán y sus canales

La ciudad de Milán es, sin duda, una de las más cosmopolitas de toda Italia. Con una gran oferta cultural y de ocio, además de ser una de las grandes capitales mundiales de la moda, es un lugar idóneo donde pasar unos días de escapada y poder embriagarse de todo este lujo.

Hacer shopping, maravillarse con el Duomo, admirar «La última cena» de Da Vinci, visitar sus canales o la Piazza dei Mercanti… son algunas de las muchas actividades turísticas que la ciudad nos ofrece. Si queremos exprimir al máximo posible nuestras vacaciones y conocer cada rincón de este exquisito lugar, debemos valorar detenidamente dónde vamos a alojarnos. A continuación, mencionamos algunos de los grandes sitios en los que podemos sentirnos por unos días como unos auténticos milaneses o milanesas.

Milán cuenta con grandes atracciones turísticas en el centro histórico, por lo que alojarnos en uno de los hoteles o apartamentos ubicados en el corazón de la ciudad nos facilitará el acceso a monumentos como la catedral de Milán o el Palacio Real y a las mejores ofertas gastronómicas. El STRAFhotel se encuentra a solo dos minutos andando del Duomo y es un sueño para los amantes de la arquitectura moderna.

Justo al este del centro histórico encontramos San Babila:

una tranquila zona que normalmente los turistas suelen pasar por alto a pesar de su proximidad al Duomo. Esto nos permite conocer más de cerca el día a día de milaneses, además de los parques, plazas y pequeñas iglesias que forman este barrio. El hotel San Babila Suite está en la Piazza San Babila, a pocos metros de la famosa calle comercial corso Vittorio Emanuele.

San Lorenzo, el barrio más romántico de Milán, está situado cerca de la Basílica y en él abundan obras de arte callejero, tiendas locales y restaurantes de primera calidad. Además, en este barrio se encuentran las únicas ruinas romanas que quedan en pie de toda la ciudad.

Sempione es el barrio perfecto para los que buscan tranquilidad y naturaleza. El Parque Sempione, fundado a finales del siglo XIX, es el gran pulmón verde de la ciudad. Además de una abundante vegetación, tiene un lago artificial y varios monumentos como el Arco della Pace. Cerca del parque encontramos el Castillo Sforzesco de la familia Sforza. El hotel Mozart es un lugar acogedor y con un equilibrio perfecto entre estilo y comodidad.

Por último, los canales que conforman el distrito de Navigli dan vida a una de la zonas con movimiento nocturno de toda la ciudad. El Magna Pars está ubicado en esta zona, considerada también como el distrito de diseño de Milán. Es un hotel de cinco estrellas construido dentro de una fábrica de perfumes (donde todavía se elaboran) y cada habitación cuenta con su propio aroma.

Además de hoteles, encontramos diversos apartamentos con una excelente calidad-precio, ubicados en zonas que nos permitirán sacarle el máximo partido a nuestras vacaciones sin invertir demasiado tiempo en transporte. No te pierdas la oportunidad de conocer esta ajetreada ciudad y todas las atracciones que ofrece.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *