Apartamentos vacacionales en Menorca

Apartamentos vacacionales en Menorca

Menorca es la segunda isla más grande del archipiélago balear, solo superada por su vecina Mallorca. La infinidad de posibilidades que ofrece su geografía, así como el clima templado predominante durante todo el año, hacen de esta región uno de los destinos favoritos tanto de españoles peninsulares como de extranjeros con ganas de sol. La mayoría de actividades que ofrece la isla están relacionadas de un modo u otro con el mar y la naturaleza, aunque también existe una amplia variedad de posibilidades con las que alternar los días de playa y las rutas de senderismo.

Si viajas a Menorca, visitar algunos de sus pueblos más emblemáticos debe ser tan prioritario en tu planning como irte de calas, tanto para perderte por sus calles como para disfrutar de sus monumentos históricos y su gastronomía. Entre estos preciosos enclaves, te recomendamos La Ciudadela, el núcleo urbano más conocido de la isla. Pasear por su puerto, visitar el Castillo de San Nicolás y la Catedral de Menorca o tomar unas cañas en alguna de sus plazas (la del Borne o la de Ses Voltes) son actividades imprescindibles.

Si vas a pasar varios días en Menorca, otro de los lugares con más solera de la isla es Fornells, un pequeño pueblo de pescadores de encanto inigualable. Con una bahía de más de tres kilómetros de extensión, entre las calas más cercanas y reseñables destacan la cala Tirant, la cala Cavalleria y la cala Pregonda. Además, se dice que es en esta localidad donde mejor se cocina uno de los platos más tradicionales de la isla, la caldereta de langosta.

Una de las principales dudas que suelen plantearse cuando planeamos unas vacaciones es el tipo de alojamiento que escoger para hospedarnos: apartamento, hotel, casa rural, etc. Si viajas en pareja, quizá te apetezca sumarte al cada vez más de moda turismo rural, ya que Menorca es un lugar idílico para ello, tanto por la variedad como por la calidad de alojamientos que ofrece. Dentro de esta opción conviene distinguir entre las casas rurales (normalmente gestionadas por la familia propietaria, que probablemente también resida en la finca) o los hoteles rurales (que ofrecen habitaciones y, en muchas ocasiones, también apartamentos completos, según cada caso particular). La principal diferencia entre ambas opciones es el precio (los hoteles suelen ser más caros), ya que en lo relativo a cuestiones de intimidad y servicios no suele haber apenas diferencias.

Si estás planeando viajar con un grupo de amigos o con tu familia, nuestro consejo es que alquiles un apartamento, sobre todo atendiendo a la mayor amplitud de los mismos (pocas habitaciones de hotel son de más de cuatro plazas). A no ser que ya conozcas la isla y tengas predilección por alguna zona en particular, te recomendamos que no te preocupes en exceso por encontrar un alojamiento que tenga cuantas más calas y servicios cerca mejor, ya que si de algo puede presumir Menorca es de que puedes desplazarte de un lugar a otro en poco tiempo y con facilidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *