alquiler vacacional en familia

Las ventajas del alquiler vacacional en familia

Ese momento del año, que toda la familia esta esperando para salir de la rutina, pasar tiempo juntos y así dejar de lado (aunque sea solo por un tiempo) el estrés del trabajo, de los estudios o ambos. Pero hablando de estrés, no hay nada más estresante que tener que ajustarse bien al presupuesto y elegir un buen sitio donde alojarse, sobre todo para los niños.

La mayoría de las familias optan pasar sus vacaciones en alojamientos vacacionales, mediante el alquiler de un inmueble. Tanto es así, que no solo es el alquiler de la vivienda lo que nos ha subido este año, la demanda de los alquileres vacacionales también ha subido un 25%. Por ello, hoy venimos a comentarte, si aún estás indeciso sobre donde llevarte a tu familia este año, las ventajas que poseen los alquileres vacacionales.

1. El Ahorro en el precio

Por lo general, los alquileres vacacionales suponen un ahorro considerable, sobre todo si nuestra familia es muy numerosa, en comparación con lo que costaría alojarnos en un hotel. Tanto es así, que muchas familias deciden incluso irse con otras familias de confianza consiguiendo bastantes descuentos respectos del precio inicial. La única desventaja es que tendremos que cocinarnos nosotros mismos, lo que supone un ahorro de hasta un 70%, así que tampoco es una gran desventaja si lo comparamos con comer en el buffet del hotel o en los restaurantes circundantes.

2. Hay espacio para todos

En los hoteles el espacio máximo que suele haber en un alojamiento es de cuatro a cinco personas, siendo siempre este espacio muy reducido. En las casas no ocurre lo mismo, incluso si tenemos suerte, casi que no tendremos que compartir habitación con ningún familiar, ya que, son bastantes espaciosas. Además, si tenemos alguna mascota, la gran mayoría de los alquileres vacacionales permiten llevar a nuestro animal de compañía con nosotros.

3. Los Horarios son más flexibles

Siempre que vamos a un hotel tenemos que ceñirnos a la franja horaria que este mismo nos pone, tanto como para las comidas, la piscina o el horario de no ruido. Esto en un alquiler vacacional no pasa, somos nosotros mismos quienes nos ponemos los horarios, o simplemente, no los ponemos, no nos olvidemos que vamos a estar de vacaciones.

4. Mayor comodidad

Sin contar entre la gran oferta que hay donde elegir, cada uno nos ofrece unas cualidades que podremos escoger según nuestras exigencias y necesidades. Entre ellas, el número de habitaciones, la distancia al mar, al centro de la ciudad o la montaña, si necesitamos Wi-fi, si no nos importa estar en una piscina publica o bien queremos una privada o la necesidad de parking. Además, casi siempre que vamos a un alquiler vacacional, nos encontramos con una lavadora, lo que siempre es muy útil para cualquier contratiempo.

5. Vivir una experiencia única

Fundamentalmente, cuando nos vamos de vacaciones, pensamos en irnos a un hotel con “todo incluido” y de esta manera, siempre terminamos encerrados entre los cuatro muros de la habitación. Pero vivir en un alquiler vacacional implica vivir como los lugareños, sentir sus costumbres, conocer mejor su vida cotidiana y su realidad. Nunca más nos llamarán turistas, es más, puede que podamos conseguir una buena amistad con algunos desconocidos.

Tres consejos para los contratiempos

Siempre debemos informarnos del coste total que tiene el precio de la estancia, ya que, algunos tienen un cargo por alojamiento turístico que no va incluido en el precio, así como el del parking o limpieza a parte. Incluso nos pueden pedir una fianza, pero sin desperfectos, no hay nada de lo que preocuparse.

Debemos aprovechar siempre el máximo espacio, más aún cuando nuestro presupuesto es ajustado. Si la casa solo posee una sola habitación asegurarse de que existen sofás camas que posibiliten que duerman los demás miembros de la familia, siempre nos podemos adaptar.

Hay que solicitar un contrato por escrito al igual que nos dan una factura en los hoteles. Esto nos aportará más tranquilidad y veremos reflejado el precio final, las condiciones de cancelación, como se recuperaría el dinero, así como los horarios de entrada y de salida que nos marca el propietario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *